Un Homenaje Para Una Figura Imprescindible: Ing. Javier Jiménez Espriú (Fuente)


“Me siento abrumado, sacudido, conmovido, emocionado,
pero…agradecido con la vida y la amistad”


Un homenaje para una figura imprescindible fue el evento que tuvo lugar el lunes 13 de noviembre de 2017 en la Capilla de Palacio de Minería. Siendo una noche llena de amistad se celebró la vida del Ing. Javier Jiménez Espriú, hombre insigne para la ingeniería mexicana.

El presidente de la ANFEI el M. en E. Dante Real Miranda, expresó un amplio reconocimiento y una calurosa felicitación al homenajeado; quien dijo “…este hombre ha dejado un gran legado para nuestra asociación en la obtención de fondos”. Por su parte el Ing. Luis Rafael Jiménez Ugalde, presidente de la SEFI, resaltó las diferentes acciones internas que dejaron huella para la Sociedad, la Facultad y el gremio de la ingeniería.

El Ing. Gerardo Suarez Reynoso, presidente de la Academia de Música de Palacio de Minería reconoció al festejado su ejemplo de interés a los problemas del país y mencionó estar muy orgulloso de haber conocido a “ese árbol frondoso” a quien tiene mucho que agradecerle. El vicepresidente de los Académicos de Minería, Dr. José Francisco Albarrán Núñez, lo describió como “un chico propositivo que logra terminar las cosas por lo cual es un referente y un orgullo”

El Dr. Salvador Landeros Ayala, expresó conocerlo en forma personal por su obras y acciones; pues ha sido testigo de ellas y reconoció el permanente interés que ha tenido el ingeniero Espriú por el desarrollo tecnológico para lograr la soberanía. Finalmente le deseó larga vida. El representante de la Fundación Barros Sierra compartió su sentimiento de gran admiración, por su parte El Dr. Carlos Agustín Escalante Sandoval, director de la Facultad de Ingeniería, lo calificó como “Un hombre visionario como pocos”.
El M. I. Gerardo Ferrando Bravo dijo que fue esta figura quien propuso el “bellísimo puma azul y oro” de nuestra Universidad y el Dr. Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM, agradeció al ingeniero “…por existir y por todo lo que ha hecho para que la raza hable por su espíritu”.
“Me siento abrumado, sacudido, conmovido, emocionado, pero…agradecido con la verdad y la amistad” fueron las palabras con las que el Ing. Espriú describió su inmenso agradecimiento quien se mostró contento y jovial al decir “Lo único verdadero que se ha dicho aquí es que tengo 80 años” y agradeció a su patria, a todos los presentes y ausentes, que lo conocieron. “Gracias muchas gracias por todo que es todo para mí”.