Arranca El UNAMxHacks (Fuente)


La Facultad de Ingeniería fue una de las sedes del UNAMxHacks, un evento que, del 21 al 27 de octubre, reunió a la comunidad del área de cómputo y tecnología fomentando la cultura de colaboración e innovación con los diversos campos de conocimiento. Los dos primeros días estuvieron dedicados al IT Showroom, en el que empresas proveedoras de nuevas tecnologías mostraron los avances en sus productos y servicios mediante conferencias, mesas de discusión, presentaciones y talleres que tuvieron lugar en el Auditorio Barros Sierra, el Laboratorio de Inteligencia Artificial Microsoft y el iOS Development Lab de la FI.

Durante la ceremonia de inauguración, el ingeniero Orlando Zaldívar Zamorategui, jefe de la División de Ingeniería Eléctrica, calificó al evento como una oportunidad única para los estudiantes, al ponerlos en contacto directo con las empresas líderes en tecnología y computación, por lo que instó a aprovecharla para encontrar soluciones a problemáticas de la sociedad.

El ingeniero Alberto Templos Carbajal, jefe del departamento de Ingeniería en Computación, explicó que el UNAMxHacks consistiría en una semana de actividad intensa dividida en tres partes: el IT Showroom, la séptima edición de la Conferencia Internacional de Investigación e Innovación en Ingeniería de Software (CONISOFT'19), y el hackaton estudiantil más importante con sede en la Ciudad de México.

Por su parte, el ingeniero Enrique Santoyo Reyes, presidente de la Sociedad de Exalumnos de la Facultad de Ingeniería, enfatizó que la experiencia de los especialistas invitados inspira a los estudiantes para generar ideas innovadoras que beneficien a su escuela y a su país.

La conferencia inaugural, a cargo del ingeniero Sergio Rosengaus, director General de KIO Networks, empresa de infraestructura y servicios de tecnologías de la información, estuvo dedicada al emprendimiento en el campo de la tecnología en México. El primer paso, propuso, es salir de la zona de confort, inconformarse y preguntar qué se puede hacer distinto de lo ya hecho y cómo, porque emprender es una disrupción constante, cuestionarse todo el tiempo.

Enfatizó no quedarse con reproducir modelos extranjeros, pues cada país tiene problemas sociales y económicos particulares que resolver y cada uno es una oportunidad de negocio disfrazada y para identificarla no hay que enfocarse en la tecnología en sí misma, sino en qué hace la gente con ella y cómo quiere usarla. Agregó que cuando está bien aplicada, convierte algo escaso en abundante.

Para terminar, dijo que KIO siempre está en busca de gente apasionada por la tecnología, por lo que invitó a los jóvenes a acercarse a su stand durante el showroom y mencionó dos requisitos para incorporarse a la empresa: la habilidad de trabajar en equipo, pues considera que todo proyecto surge de la suma de talentos, y el autodidactismo, necesario para aprender todo el tiempo y mantenerse constantemente actualizado.