Investigadores De La UNAM Analizan Trayecto De Saliva En Espacios Confinados Por Covid-19 (Fuente)


Varios investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) analizan el trayecto de la saliva y el moco expulsados del cuerpo humano, en espacios confinados y semiconfinados, por la pandemia del Covid-19.

Mediante modelos matemáticos, estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado en Mecánica de Fluidos, simularon la dispersión de gotas y aerosoles expulsados por boca y nariz, en vagones del metro, minisupers y casas.

Cuando las personas tosen, hablan o estornudan, millones de pequeñas gotas salen proyectadas a una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora, a una distancia de dos a ocho metros.

“Si la gota es grande del orden de mayor de 100 micras, entonces se precipita la superficie en los pasamanos, en los asientos; sin embargo, cuando la gota es pequeña o tiene tiempo de evaporarse antes de alcanzar la superficie, por el efecto de flotación y cuando una persona se atraviesa en la trayectoria de la gota, se queda impregnada”, detalló Rubén Ávila, investigador de la Facultad de Ingeniería de la UNAM.

Si en los vagones del metro, las ventanas están cerradas y los ventiladores están apagados, el riesgo de contagio de Covid-19 se puede volver mayor.

“(Las gotas de saliva) se detienen en las paredes, caen en los asientos del vagón y en el piso del vagón”, mencionó Antonio Gutiérrez, estudiante de la licenciatura de Ingeniería de la UNAM.

En cuanto a los supermercados, los especialistas recalcaron que hay estudios que indican que las gotas permanecen 16 horas, que gotas muy pequeñas permanecen en el medio ambiente y no hay algo que las precipite.
Por ello, millones de gotas se quedan impregnadas en el piso, el techo, las paredes, los estantes y productos del supermercado, igual sucedería en una tienda de abarrotes y la contaminación de superficies es mayor en sitios comerciales no ventilados.

Los investigadores aseguran que además de tomar la distancia entre personas al aire libre y sitios confinados, la pandemia requiere regular la ventilación de sitios como fabricas, hospitales, salones escolares, oficinas, centros comerciales, entre otros.