Premio A La Excelencia Académica En Ingeniería (Fuente)


Para 2050, de acuerdo con la Unesco, 75 por ciento de la oferta de trabajo en el mundo será para las ingenierías y las carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología y las matemáticas, afirmó el rector Enrique Graue Wiechers.

Por ello, al entregar vía remota el Premio Ingeniero Manuel Franco López a la Excelencia Académica en Ingeniería, ediciones 2020 y 2021, destacó los esfuerzos de los galardonados por alcanzar este nivel de excelencia y aseveró que para ese año “estarán en plenitud profesional y serán los motores del cambio laboral en nuestro país y en un mundo global que esperemos sea menos desigual”.

Acompañado del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Fernando Franco González Salas, el rector recordó que esta distinción reconoce el ejemplo y legado del ingeniero Manuel Franco, universitario y profesional sobresaliente, así como funcionario ejemplar.

El premio se entrega a los alumnos con el más alto promedio de su generación de la Facultad de Ingeniería (FI). Daniel Enrique Martínez Segrera, egresado de la Licenciatura en Ingeniería en Computación y con promedio de 9.98, recibió el reconocimiento correspondiente a la generación 2016-2020, mientras que Antonio Santamaría Escobar, de la Licenciatura en Ingeniería Mecatrónica con una calificación final de 9.92, recibió el galardón para la generación 2017-2021.

Altos niveles de prestigio
El ministro de la SCJN, e hijo del ingeniero Manuel Franco López, hizo un reconocimiento a la Universidad Nacional por continuar con sus labores en estos momentos tan complicados, así como por mantener los altos niveles de prestigio de los que goza.

Los dos ingenieros galardonados, prosiguió, son ejemplo de que aún en condiciones extremas, si hay voluntad y carácter para salir adelante, se pueden lograr las metas. “Ustedes ganadores de este reconocimiento son un ejemplo icónico de ello. Durante los últimos semestres de sus respectivas carreras, afectados por la pandemia, no bajaron la guardia y mantuvieron sus buenas calificaciones y promedios. Se deben sentir muy orgullosos de haber logrado ser los mejores entre los mejores”.

Daniel Enrique Martínez Segrera expresó que entrar a la Universidad Nacional le permitió abrir los ojos a nuevas experiencias, conocer mucha gente diferente, desarrollarse como una persona libre, sin prejuicios ni discriminación, así como tener excelentes profesores.

Antonio Santamaría Escobar compartió que desde pequeño supo que quería estudiar en la UNAM y dijo que la distinción es a la suma de valores, enseñanzas, consejos y aprendizajes que múltiples personas le dieron a lo largo del camino que ha recorrido.

Finalmente, el director de la FI, Carlos Agustín Escalante Sandoval, también ponderó la convicción de los alumnos por ser mejores cada día y dar lo mejor de sí para lograr concluir su licenciatura. Agradeció a la familia Franco González Salas su generosidad con la Facultad, la cual los compromete a mantener la excelencia académica en la entidad y formar a los mejores ingenieros de este país.