Con Minisatélite, Equipo De México Se Coloca Entre Los 40 Mejores Del Mundo (Fuente)


En la carrera por la conquista del espacio, los jóvenes estudiantes mexicanos destacan por su creatividad en la resolución de conflictos y en innovación, entre otros aspectos, tal como quedó demostrado durante la participación del equipo Miztli-Sat de la Asociación Aeroespacial de la Facultad de Ingeniería (AAFI) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la competencia CanSat 2022, organizada por la Sociedad Astronáutica Estadunidense.

El grupo fue uno de los cuatro representativos nacionales seleccionados en ese concurso, donde se ubicaron entre los 40 finalistas (de más de 100 competidores), provenientes de universidades de todo el mundo. Este año el certamen volvió a ser presencial, con sede en la universidad Virginia Tech, de Estados Unidos. La misión que debieron completar fue simular la secuencia de aterrizaje de una sonda planetaria, para lo cual diseñaron un minisatélite (un cohete contenedor y una sonda, llamados en inglés CanSat).

La culminación de meses de trabajo en el desarrollo del artefacto fue el lanzamiento del CanSat, cuando se escuchó la cuenta regresiva; cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡México!, y el satélite de Miztli alcanzó una altitud de entre 670 y 725 metros.

Antes de aterrizar, el satélite debió hacer varias cosas: desplegarse, tener fija su cámara, mostrar una bandera, no perder comunicación, tener batería suficiente, etcétera. Cada paso logrado sumó puntos al equipo.

Fue una experiencia muy intensa, con altibajos, noches sin dormir, pero en general todos aprovechamos la oportunidad para desarrollar lo que habíamos intentado los meses anteriores. Estamos satisfechos por estar entre los 40 mejores, señaló en entrevista con La Jornada el líder del grupo, Brandon Meza Martínez, estudiante de octavo semestre de mecatrónica en la Facultad de Ingeniería (FI).

Los otros integrantes del equipo son Sofía Quevedo Argueta (octavo semestre de relaciones internacionales en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales), quien tuvo a su cargo el enlace con patrocinadores y el marketing; Isaac Valencia Medina (séptimo de telecomunicaciones en la FI), responsable de los sistemas de comunicación del satélite; Andrés Daniel Flores Ferro, responsable del software (mecatrónica, en la FI); Joseline Ávila Martínez, encargada del diseño mecánico (estudia robótica industrial en el Instituto Politécnico Nacional); Marco Antonio García Rodríguez (décimo semestre de mecatrónica, en la FI); Efrén Delgado Miranda (telecomunicaciones, en la FI), y Daniel Jahir Sánchez Salas (telecomunicaciones, en la FI), así como el ingeniero Neftalí Elorza López, tutor académico.

Lo que más disfrutamos fue el intercambio cultural, ver cómo equipos de otros países, con máso menos los mismos recursos, conseguimos el mismo objetivo aunque de diferente forma. Esa retroalimentación para compartir con mis colegas de carrera es muy importante. Estudio telemetría y este concurso me enseñó mucho en mi campo, me sorprendió ver cómo se puede hacer de otras maneras lo que nosotros propusimos, añadió Andrés Daniel Flores.

En esta ocasión, el viaje del equipo fue apoyado por la Secretaría de Relaciones Exteriores y esperan que el grupo se mantenga colaborando para la competencia de 2023, con la incorporación de las nuevas generaciones.

Miztli-Sat fue el único representante de la FI en la competencia de este año y que ha concursado en ediciones anteriores, por lo que ahora con orgullo dicen que tienen experiencia. Hemos participado en la CanSat Competition desde 2018; nuestros mejores resultados fueron en 2021, cuando logramos un tercer lugar a nivel nacional y el 15 mundial, puntualizó Marco Antonio García.

Andrés Daniel agregó que le quedó una espinita en este concurso, la cual espera sacarse en la siguiente cita: Hay muchas cosas que ya sé cómo hacer de otra manera. No descarto dedicarme al desarrollo de infraestructura de satélites; mientras Isaac contó que desde que ingresó a su carrera de telecomunicaciones su objetivo fue desarrollarse en el área satelital. Estoy completamente seguro de que voy a continuar en esto. Mi camino es hacia la Agencia Espacial Mexicana o hacia la investigación en desarrollo espacial.